Hace un par de meses que llevo dándole vueltas a una idea y, creo que ya está lista para ser compartida.
¿Alguna vez os habéis preguntado cuánto pedir u ofrecer por un parapente de segunda mano?
Pues por ahí van los tiros… He estado elaborando una tabla para establecer unos precios lógicos para velas de segunda mano y categoría EN-A y EN-B, en la que se tiene en cuenta el año de lanzamiento del parapente y su estado, basándose en un test de porosidad. No hago estas valoraciones extensivas a velas C, D y CCC, porque se devalúan de manera salvaje en poco tiempo.
He tenido en cuenta que su depreciación los dos primeros años es mayor que en el resto de su vida, ya que en casi todos los casos se mantiene un “valor residual”
También he tenido en cuenta una serie de valores de corrección para la tabla, ya que no se valora igual una vela Ozone, Gin o Advance que una Windtech o una Sky Paragliders.
¿Cómo interpretar las tablas?
Hay dos tablas, una con valores de porosidad para el tejido Porcher Marine Skytex y otra para Dominicotex Dokdo.
Una vez elegida la tabla correcta averiguamos la casilla que corresponde según la antigüedad y porosidad. El valor que figura es valor estimado del parapente expresado en tanto por ciento respecto a su precio de nuevo.
Este valor es una aproximación lógica a lo que debería valer, estimando que una vela nueva y con nada de uso mantiene el 100% de su valor y un parapente con 10 años y con valores de porosidad no volables podría valer un 1% de su valor (por poner algo). El resto de valores intermedios son un prorrateo entre estos dos extremos. Cuando ya tengamos el valor de nuestra vela comprobaremos si le corresponde aplicar algún factor de corrección de los siguientes:
Reparación pequeña: de 50 a 100€ menos
Reparación grande: de 100 a 150€ menos
Por cada cordino dañado: 10€ menos
Borde de ataque dañado o deformado: de un 2% a un 5% menos
Modelo buscado o con buena fama: de un 2% a un 5% más
Sin mochila: de 30 a 80€ menos
Con bolsa de tubo: de 20 a 30€ más
Con acelerador original: 20€ más
Con kit de reparación original: 20€ más
Muy sucia o mala apariencia: de un 2% a un 5% menos
Más lustrosa o nueva de lo esperado: de un 2% a un 5% más
Por ahora, todos estos valores son revisables y quisiera contar con las opiniones de los pilotos que lean este post, entre todos podemos hacer mucho más útil y fiable esta tabla. Podéis echar los cálculos con la vela que queréis comprar o vender y ver si encaja con la realidad o si, al menos, los valores que veáis son lógicos, ya que no siempre el mercado de ocasión tiene precios lógicos, estos fluctúan dependiendo de la economía de la región o país, la época del año en la vendes/compras o las ganas o necesidad de vender/comprar.
Por último, quiero aportar unos consejos a la hora de comprar un ala de segunda mano:
1.- Siempre, siempre, siempre haced un test de porosidad, vale si su dueño tiene hecho uno reciente (máximo 6 meses). ¿Cómo establecer un valor si no sabes que desgaste real ha tenido el equipo?
2.- Si tu presupuesto te permite elegir una vela con menos de 5 años, busca modelos confeccionados con Dominicotex, este tejido ha demostrado envejecer mejor que el Skytex
3.- Busca modelos con varillas en el borde de ataque, este avance ha sido uno de los más importantes de los últimos años
4.- Parapentes con medias de porosidad por encima de 200 segundos se consideran en muy buenas condiciones, procura encontrar algo por encima de esta medida para asegurarte de que el equipo que compres te durará y mantendrá sus prestaciones por mucho tiempo.
5.- Evita comprar velas con el borde de ataque deformado por usar una mala técnica de plegado. Este fallo tiene difícil solución y compromete las prestaciones y seguridad del vuelo.
6.- Si eres un piloto totalmente nuevo, no importa si compras un parapente económico para empezar, tal vez en un año ya quieras o puedas cambiar de vela, pero no gastes tu dinero en una vela con menos de 30 segundos de media en su porosidad, puede ser insegura. Mejor gasta tu dinero en una vela antigua, pero en buen estado que en una más moderna y más desgastada.
7.- Si sabes de que material es el suspentaje, ten en cuenta las ventajas de cada material:
Marca Edelrid, material Aramida (Kevlar), color marroncito por dentro. Este material es más duradero y resistente, pero los diámetros de los cordinos son algo mayores. Se encogen poco con el tiempo. Resumen: son más duraderos y envejecen mejor, pero si te obsesionan las prestaciones te preocupará que la resistencia aerodinámica sea la mínima.
Marca Lyros, material Dyneema (Polipropileno), de color blanco puro por dentro. Su principal ventaja es que para un mismo diámetro es bastante más resistente que la Aramida, lo que permite hacer cordinos súper finitos o reducir el número de estos. El resto son desventajas: no aguantan el calor nada bien, se dañan con bastante facilidad y encogen con mayor facilidad.
La mayoría de fabricantes mezclan estos materiales. Suelen usar Aramida para las líneas principales y Dyneema para las superiores, aunque hay velas que usan 100% Aramida, combinando cordinos con y sin funda para reducir el diámetro de algunas o todas sus líneas. De esta manera se consigue la buena resistencia aerodinámica del Dyneema y la longevidad de la Aramida (algo reducida al prescindir de la funda).
Mi preferencia personal es Edelrid – Aramida, con o sin funda, mejor que el Dyneema.
No dudes en contactarme o comentar las mejoras que le veas a éste artículo y las tablas o preguntar tus dudas sobre material de segunda mano. Estamos para ayudarte 😉
 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Nuevas máquinas para el Taller de Parapente
Next reading
Volar en parapente en Madrid ¿Por qué con nosotros?