El ParaTrike es un aparato pensado para volar en parapente, pero con la comodidad y autonomía que nos podría ofrecer un ultraligero. Se trata de una célula de acero inoxidable que alberga al piloto y un pasajero (pasajero delante y piloto detrás) cómodamente sentados, detrás de ambos se encuentra el motor. De las barras superiores del chasis se cuelga el conjunto por medio de dos mosquetones de suelta rápida (los mejores del mercado en seguridad y resistencia). El hecho de que tengan un sistema de suelta rápida en suelo nos sirve para liberarnos del parapente en condiciones de viento fuerte al despegue o sobre todo en el aterrizaje y así evitar vuelcos o arrastrones.

El propulsor es un motor ROTAX 582 de dos cilindros y 580cc, 2 tiempos y 65 caballos de potencia. Dispone de dos carburadores y sistema doble de encendido con 2 bujías por cilindro. Todos estos elementos duplicados no es casualidad, este motor está especialmente diseñado para el vuelo y el tener los elementos más importantes por duplicado nos ofrece mucha más seguridad en caso de fallo o rotura de alguna de sus partes. Acoplado al motor va la reductora (3:1) que disminuye las vueltas que da eje de salida respecto al motor y a continuación la hélice.

La hélice puede ser de madera o de fibra de carbono o de vidrio, el material no va a modificar sus prestaciones, pero si el peso total del conjunto y su durabilidad. Puede tener dos, tres o cuatro palas y su número va a variar el rendimiento que la hélice va a tener (menos palas, más tracción y menos consumo, más palas menos vibración y mayor velocidad).

Rodeando la hélice se encuentra un aro de protección de aluminio ligero cuya finalidad es la de evitar que los cordinos y la tela del parapente se enreden con ella en las fases de despegue y aterrizaje. Este elemento es vital ya que si un cordino o la tela tocaran la hélice mientras gira se romperían ambos inmediatamente. Este elemento no soporta cargas estructurales y es desmontable para el transporte del ParaTrike

Paratrike Madrid

La mejor baza del ParaTrike es su tren de aterrizaje, gracias a sus ruedas de grandes dimensiones podemos despegar cómodamente sentados y aterrizar en cualquier campo o camino, la carrera de despegue es realmente corta, incluso en las peores condiciones de despegue no superamos los 25 metros. El eje trasero está fabricado de una barra de aleación de aluminio especialmente flexible, que hará junto a la baja presión de los neumáticos un excelente sistema de amortiguación.

El eje delantero no dispone de más amortiguación que el propio neumático, pero no le hace falta más porque apenas lleva peso cargado. Lo que si tiene es dirección, para guiar el conjunto en las fases de despegue y aterrizaje. A ambos lados de la rueda delantera tenemos el freno (pedal izq. freno de tambor que actúa sobre la rueda delantera) y el acelerador (pedal dcho. que tira de un cable de acero que llega hasta los carburadores), por delante de los pedales y reposapiés del piloto se encuentran los del pasajero. Es importante que durante el despegue y aterrizaje el pasajero no deje rígidas las piernas, porque al ir los dos apoyados sobre el mismo eje delantero entorpecería el manejo de la dirección.

Bajo el puesto del piloto se alojan dos depósitos de combustible con una capacidad total de 28 litros. Esta cantidad de combustible nos da una autonomía aproximada de tres horas de vuelo. El combustible que utilizamos es mezcla de gasolina y aceite sintético al 2% para motores de 2 tiempos. El consumo de gasolina ronda los 10 litros a la hora.

El pilotaje del ParaTrike es ligeramente diferente a la del parapente. Las reacciones son más dinámicas que en vuelo libre debido al mayor peso que la vela lleva cargado, la técnica de despegue no tiene nada que ver, hay que aprenderla casi de cero, es necesario acostumbrarse a amortiguar los balanceos y el par que genera el giro de la hélice y a anticipar los mandos para contrarrestar las grandes inercias del conjunto. Aunque parezca complicado por todo lo que comento es bastante fácil y está al alcance de cualquiera hacerse piloto de paramotor o ParaTrike.

Es una disciplina de vuelo muy nueva y desconocida, pero espero que gracias a estas explicaciones estemos un paso más cerca de que la gente sepa cómo volamos.

4 Comentarios

  • MADparapente,

    Hola Hugo.
    El chasis que usamos es del fabricante portugués Power2Fly, modelo Fenix Sport. Su precio es 3250€ + IVA.
    La vela es una ITV Bulldog de 38 metros. Cuesta 2200€ + IVA.
    El motor que usamos es el ROTAX 582, nuevo cuesta más de 7000€, pero la mayoría opta por comprar y restaurar un motor de segunda mano. Su precio oscila entre los 2000€ y 3000€ dependiendo de su estado y horas de uso.
    La hélice es una Arplast Silent, también de segunda mano, su precio en el mercado de ocasión ronda de los 300€ a los 500€.
    Además llevamos un paracaídas balístico de segunda mano. Su precio ronda de los 200€ a los 500€ y la revisión para ponerlo al día ronda los 1000€.
    El coste total de un equipo como el nuestro de ParaTrike biplaza ronda los 8900€
    Gracias por seguirnos

  • Alan,

    Hola! Me gustaria saber cuanto cuesta un paratrike fenix sport nuevo, solo chasis, incluido IVA,y en cuanto tiempo te lo etregan despues de haberlo pagado. Pienso ponerle un motor de ocasion, un rotax 582. Desde ya agradezco su respuesta. Gracias

    • MADparapente,

      Hola Alan.
      El precio es de 3250€ + IVA. En un mes o menos lo tienes, a veces, inmediatamente, si lo tienen en el color que tu quieres.
      Un saludo

  • Roberto Sosa,

    Saludos cordiales.
    Estoy interesado en un paratrike biplaza que tenga la capacidad para subir con tres paracaidistas y el piloto.
    Gracias, espero su respuesta.

  • Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Previous reading
    Volar en Parapente en Tenerife
    Next reading
    Riesgos del Parapente y Paramotor